Línea Capital

Martes 21
de octubre de 2014
17º C / 89%

Elecciones en Corrientes: Una buena noticia para la Rosada

La región

Publicado 3 de octubre de 2005

El candidato que apoyó el presidente Kirchner en las elecciones para gobernador en Corrientes, el radical Colombi, se impuso al peronista Carlos Rubin, sostenido por Eduardo Duhalde. Al llegar al 60 por ciento de los votos, no será necesaria una segunda vuelta. El ministro Aníbal Fernández viajó para llevar el saludo presidencial.

Corrientes (Página 12). Corrientes ya puso su primer granito de arena para la “victoria digna” que busca el presidente Néstor Kirchner. El candidato que apoyaba, Arturo Colombi, primo del gobernador radical Ricardo Colombi y su ministro de Obras Públicas, obtuvo ayer una contundente victoria con el 60,68 por ciento de los votos frente a su adversario, el peronista Carlos Rubin, apadrinado por el ex gobernador Raúl “Tato” Romero Feris y por el ex presidente Eduardo Duhalde, que obtuvo el 33 por ciento, con el 70 por ciento de las mesas escrutadas al cierre de esta edición. Como el candidato ganador del Frente de Todos sacó más del 50 por ciento de los votos, no habrá segunda vuelta. Los Colombi festejaron en un acto heterogéneo que convocó a dirigentes peronistas como el ministro del Interior, Aníbal Fernández, y a radicales como el titular del Comité Nacional, Angel Rozas, y al candidato porteño Facundo Suárez Lastra.

Los correntinos votaron en un día caldeado por el sol y por el agite K: las radios locales repitieron todo el día que se preveía que Néstor Kirchner y su esposa Cristina Fernández viajarían a festejar la victoria con los Colombi. Finalmente, el Presidente llamó al actual gobernador para felicitarlo y el que viajó fue Aníbal Fernández. “Hemos apoyado la alianza de la democracia y acá estoy”, dijo el ministro del Interior al llegar al aeropuerto.

Durante buena parte del día, desde los bunkers de ambos candidatos fueron y vinieron bocas de urna que, en el caso de Colombi, lo daban como ganador por 30 puntos de diferencia, y en el de Rubin, reducían esa distancia a 3 o 4 puntos. Apenas terminada la elección, el consultor Enrique Zuleta Puceiro dio a conocer en el Hotel Guaraní un boca de urna que mostraba una aplastante derrota para Rubin con un magro 28,8 por ciento frente a un 63,8 por ciento de Colombi. El tercer candidato, Gustavo Canteros, un diputado kirchnerista, quedaba atrás con menos del 10 por ciento. “El presidente Kirchner ha tomado esta elección como el primer capítulo de su plebiscito nacional”, consideró Zuleta Puceiro.

Para instalar el bunker de Rubin, sus seguidores eligieron un kiosco y telecentro, donde colgaron el emblema del PJ sobre la silueta de la provincia. Entre golosinas, chocolates y cabinas telefónicas, unos diez militantes lo recibieron cuando llegó desde Curuzú Cuatiá (distrito donde fue electo dos veces intendente). Rubin se mostró preocupado ante el boca de urna que lo mostraba tan atrás. “Acabo de llegar de Curuzú, todavía no sé nada”, se limitó a decir. Más tarde, en una conferencia de prensa en el Hotel Guaraní (en el mismo salón en el que se habían anunciado los bocas de urna), reconoció la derrota: “Hemos visto el uso del aparato. Muchos van a creer que quiero dar excusas. Acá la derrota no es huérfana: nosotros perdimos y esta es la verdad”, sostuvo.

El bunker de Colombi no podría haber sido más distinto al pequeño telecentro: se trataba del colosal Hotel del Turismo, donde se instaló un cartel enorme que mostraba a los candidatos escoltados por el presidente Kirchner y el gobernador Colombi. Allí se reunió una multitud que cantaba “un minuto de silencio para Rubin que está muerto”, tiraba papelitos y también pirotecnia, bailaba al ritmo del chamamé de la campaña (“Con Colombi gobernador, vamos a seguir hacia un futuro siempre mejor”) bajo luces de discoteca.

Perdido entre la multitud, el candidato a diputado por Capital, Facundo Suárez Lastra, dijo a Página/12: “Me llama la atención que Kirchner apoye un proyecto renovador como es el radicalismo en Corrientes y, al mismo tiempo, al peronismo de Jujuy, Salta y Formosa”. Además comentó que el ex gobernador de Chaco y presidente de la UCR, Angel Rozas, había salido en auto desde Rosario para asistir a los festejos.”Y aquí está el rey Arturo”, dijo un locutor ante la llegada de Arturo Colombi, acompañado del vicegobernador electo, el peronista Rubén Pruyas, el gobernador y el ministro del Interior. “Es el tiempo de Perón, Evita e Yrigoyen”, dijo Pruyas a grito pelado. “Corrientes no podía aislarse del contexto nacional, más allá de nuestro partido”, sostuvo Ricardo Colombi, que es también vicepresidente de la UCR y tercer candidato en la lista de Kirchner para el 23 de octubre, que encabezan dos peronistas.

“El radicalismo y el peronismo se animaron a transformar ese pasado tan denso que le esperaba a Corrientes”, sostuvo Fernández, que no se privó de citar a Leandro Alem y Juan Domingo Perón. “Empieza otra campaña, vamos por los diputados nacionales”, concluyó el futuro gobernador Arturo Colombi, que asumirá el 10 de diciembre. Como el candidato, la mira del Presidente sigue fija en el 23 de octubre.