Línea Capital

Sábado 23
de agosto de 2014
17º C / 89%

Créditos hipotecarios versus Iprodha

Sociedad

Publicado 6 de agosto de 2009

El presidente del Colegio de Arquitectos, Roberto Martínez, involucrado en el desarrollo del Plan Posadas 2022, dice que "hay que ponerle un cinturón a Posadas para que crezca hacia adentro". Propone estimular los créditos hipotecarios "para que los posadeños elijan donde y cómo quieren vivir", y manifestó su preocupación por lo que ocurrirá con los arroyos que surcan la ciudad cuando el Paraná se eleve cuatro metros más.

Posadas (Línea Capital). “Hay una franja de la sociedad que aspira a tener su casa propia y no quiere que el proveedor de esa vivienda sea el Iprodha”, aseveró el arquitecto y urbanista Roberto Martínez, presidente del Colegio de Arquitectos de Misiones, quien está integrando los equipos de trabajo para el diseño del Plan Posadas 2022 que promueve la Municipalidad de Posadas.

El profesional, que tuvo a su cargo las obras de las dos primeras etapas de las calles paseo de Posadas, destacó la iniciativa municipal, aunque advirtió que “está algo paralizada” y hay que “inflarla de nuevo”.

En diálogo en la emisora La Voz Capital 99.3, Martínez dijo que el Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (Iprodha) “cambió las reglas de juego en el crecimiento y desarrollo de la ciudad” porque las familias ya no aspiran a construirse su propia vivienda, ya no hace el esfuerzo sino que hace cola para anotarse para que le adjudiquen una casa”, aunque señaló que “hay una franja de la sociedad que aspira a tener su casa propia y no quiere que esa casa se la provea el Iprodha”.

Martínez también se refirió a las obras de Yacyretá y mencionó que “el tema es caótico” y dijo que “no sólo el Iprodha generó caos en Posadas, también Yacyretá”, y aunque resaltó que la gestión de Oscar Thomas “está avanzando como nunca antes en las obras que faltan”, manifestó su preocupación por lo que vaya a ocurrir con los arroyos que surcan la ciudad cuando se alcance la cota 83.

Iprodha versus créditos hipotecarios

Como alternativa a las viviendas del Iprodha, el arquitecto mencionó a los créditos del Banco Hipotecario, cuya última línea “despierta muchas expectativas en un gran sector de la sociedad y también en los profesionales del rubro como los arquitectos, y los constructores, y esperan que se concreten en la provincia, y que el Estado responda”.

“Hay una franja de la sociedad que aspira a tener su casa propia, y que pretende que el proveedor de su casa no sea el Iprodha, por diferentes cuestiones”, comentó y mencionó que “hace unos años, una persona se compraba el terreno, los ladrillos y los acopiaba en el terreno, e iba juntando dinero para construir su casa, sin embargo ahora el Iprodha cambió todas las reglas del juego, y esa persona ya no hace el esfuerzo, sino que hace la cola para anotarse. El Estado le resuelve el problema de alguna manera, pero todavía hay gente que no quiere que el Estado decida dónde irá a vivir, quiere elegir a sus vecinos, quiere que sus hijos se críen en otro medio”, destacó.

Para el arquitecto, “hay una cuestión artificial de convivencia con todos los problemas sociales” que implican los barrios del Iprodha. “Los institutos de viviendas van decidiendo dónde irá a vivir la clase urbana, y no lo están haciendo bien”, remarcó y agregó: “Esta ciudad tiene una superficie muy grande para su población, entonces brindar un servicio como energía, un camión de residuos, agua es caro y difícil”.

En ese sentido marcó la constradicción entre vivir a orillas del río Paraná “y paradójicamente no tener agua y tener que perforar el acuífero para conseguirla, lo que es un riesgo porque lo podemos contaminar”.

Martínez calificó a la ciudad de Posadas, como “anárquica y llena de agujeros”. Dijo entonces que “esos agujeros hay que llenarlos con los créditos del Banco Hipotecario”. Sin embargo, dijo que una persona joven, profesional, que no puede tener una vivienda propia, “accede a una casa del Iprodha y después empieza a mejorarla, y sería mucho más racional que esa persona, que tiene la capacidad de administrar un crédito, construya su casa donde él quiere”.

A esas observaciones, el arquitecto agregó que “la calidad de las obras de viviendas que construye el Iprodha es mala y cara”, y relató que, como alternativa el mismo Iprodha otorga créditos para mejorar las viviendas o construirlas en terreno propio, “pero no da resultado porque los montos son muy bajos”, mientras que el Banco Hipotecario está otorgando estos créditos nuevos a quienes tienen una franja alta de ingreso.

Recordó que entre los años 1983 y 1984, durante el gobierno de Raúl Alfonsín, en un solo año el Banco Hipotecario hizo mil casas en Posadas, que marcaron el nivel de la clase media de la ciudad. Y comparó: “Mientras que para hacer 1200 casas en la chacra 32/33, el Iprodha tardó siete años y no se pueden comparar el nivel de las viviendas”.

Posadas 2002

Martínez, que también es docente en la Facultad de Arquitectura y que se integró como titular del Colegio de Arquitectos al desarrollo del Plan Estratégico Posadas 2022 , explicó que el mismo “consiste en planificar la caótica ciudad con la ayuda de arquitectos y urbanistas”.

"Estamos participando ad honorem yjunto al Consejo Profesional de Ingeniería estamos haciendo nuestro aporte en ideas y en la facilitación del espacio físico que compartimos ambos Colegios”.

A su criterio, respecto al desarrollo del Plan, “hay que empezar a ordenar Posadas y darle belleza. Así se lo dijimos al intendente (Orlando) Franco, porque la ciudad es fea, sucia, anárquica ye nadie controla nada. Hay que planificar porque así no da para más, y desde todo punto de vista: urbanístico, social, educacional, laboral", remarcó Martínez.

En ese diseño de ciudad dijo que se deben “abrir un abanico para cubrir todos los frente, como los de educación, salud, posibilitar la generación de trabajo”.

De todos modos, pese al entusiasmo inicial, “la iniciativa perdió un poco de fuerza. Venía bien pero necesita una inflada más”.

Acerca de sus propias inquietudes para integrar al Plan Posadas 2022, Martínez subrayó que le gustaría “ponerle un cinturón a Posadas, cincharlo porque se extendió mucho hacia fuera”.

“¡Basta!”, dijo y añadió: “Ahora Posadas tiene que crecer para adentro y tiene que llenar muchos espacios vacíos”. Explicó que el crecimiento hacia fuera se produjo “porque el Estado delegó en las empresas privadas la función de comprar las tierras para los proyectos de viviendas sociales”. Es decir, “las empresas constructoras que quieren licitar proveen el proyecto, la obra y los terrenos, y esos terrenos las empresas los van comprando más baratos en la periferia”.

Insistió entonces en que “una de las formas de crecer para dentro es generar el crédito hipotecario para que la gente compre el terreno donde le guste”.

Yacyretá

Acerca de la situación de Yacyretá, y su influencia en la urbanística de la ciudad, el arquitecto indicó que “ese es otro tema caótico. No solo el Iprodha generó caos, Yacyretá también”.

Remarcó que “esta ciudad crece y el intendente no sabe qué está pasando. Yacyretá agregó 600 hectáreas a la ciudad por expropiación sin que lo sepa la intendencia, y de golpe creció la ciudad en la zona lindera al Parque de la Ciudad, y Yacyretá decide hacer puerto y cloacas sin consultar al Municipio”, aunque, destacó que “por lo menos ahora la gestión de Oscar Thomas está haciendo las obras”.

De todos modos, y aunque reconoció que en los proyectos de Yacyretá se advierte que “vamos a tener una ciudad muy bonita, vamos a ganar con definición de costa y paseos ribereños”, a él le preocupan los arroyos urbanos y la demora que hay en la conexión a las cloacas.

“Hay una cosa de hidraúlica básica que es que cuando los arroyos desembocan en el rió, si el río está alto no les da entrada, los tapona, ese tapón se va a trasladar al centro de la ciudad cuando el río se eleve cuatro metros más”, porque “esta ciudad creció sobre los arroyos urbanos y cada uno puso un caño, otro hizo un puente y entonces ¿qué va a pasar? Eso va a colapsar”, y, de hecho, “ya hubo varios colapsos”, remarcó.